Eurobox apoya la iniciativa “la ciència dona joc” de la Universitat Politècnica de València con cajas para las cartas de científicas

Formar parte de proyectos tan importantes como La ciència dona joc es muy gratificante para cualquier empresa y por eso, Eurobox ha apoyado esta iniciativa fabricando las cajas para la baraja de científicas creada por luanagames. Hemos realizado estas cajas haciendo realidad el bonito diseño de Cristina Durán, conocida ilustradora y autora de cómics, faceta por la que ha sido galardonada con el Premio Nacional del Cómic 2019.

¿Qué es La Ciència Dona Joc?

Se trata de una iniciativa llevada a cabo por profesoras de la Universitat Politècnica de València orientada a despertar la vocación científica y tecnológica en niños y especialmente en niñas, dando a conocer a mujeres relevantes en estos campos de las cuáles se habla poco o nada en los libros de texto.

Lo más original es la manera en la que han desarrollado esta iniciativa, consiguiendo que resulte muy interesante para las mentes inquietas de la infancia, mediante un divertido juego de cartas ilustrado con esas mujeres médicas, científicas, matemáticas, informáticas etc., que quieren dar a conocer.

La baraja se compone de cartas de cinco colores y cada color representa a diferentes disciplinas de la ciencia: así, el amarillo representa el campo de la enfermería, medicina y salud; el fucsia nos habla de mujeres destacadas en el mundo de la educación, psiquiatría o psicología; el color lila se reserva para la informática y las matemáticas; el naranja es el color de la física e ingeniería y, por último, el verde representa a la biología, geología y química.

El objetivo del juego es formar laboratorios reuniendo cuatro cartas del mismo color. Es de destacar que algunas de las mujeres que forman parte de esta baraja destacaron en más de un campo, por lo que pueden tener dos colores y ser ambivalentes.

La iniciativa se materializa llevando a cabo una actividad en colegios de primaria. Las profesoras, junto con estudiantes de distintas ingenierías de la Universidad, visitan los colegios durante alguna de sus clases. Después de presentar la Universidad y cada uno de los estudiantes, se forman grupos de 4-5 niños y se comienza a jugar a las cartas. Al finalizar la actividad, cada niño y niña recibe una baraja para poder seguir jugando en casa, en el colegio, etc.

¿Quiénes están detrás de este proyecto?

Eva Vallada y María Fulgencia Villa son las profesoras que se encuentran detrás de este interesante proyecto.

Y todo surgió tras leer un estudio en el que se confirmaba que a partir de los seis años las niñas comienzan a asociar con el sexo masculino cualidades como la inteligencia o la brillantez.

Además, su trayectoria profesional les ha hecho ver que en muchos campos de la ciencia hay pocas mujeres y que sus trabajos no están debidamente reconocidos.

Se plantearon que todo esto podía ser debido a la falta de referentes femeninos en la ciencia y en la tecnología y en lo poco conocidas que eran las mujeres que han destacado en este tipo de materias. ¿Y si se las diera a conocer entre los niños y las niñas? ¿Si ellos descubrieran que hay muchas mujeres que han conseguido grandes cosas en estos campos?

Tal vez, entonces, las niñas dejaran de asociar los valores de inteligencia y brillantez a los hombres y se despertaran más vocaciones científicas en ellas. Y decidieron aportar su granito de arena en este terreno.

Una baraja muy atractiva con un gran diseño

La baraja resulta muy atractiva visualmente para los niños y el juego, parecido al clásico de las familias, es muy sencillo de aprender. En las cartas se ve un dibujo que representa a la científica, su nombre y una breve explicación sobre quién fue y cuáles fueron sus logros. En total, 52 mujeres referentes en sus campos. Todo en un lenguaje muy claro y sencillo adaptado a los niños.

Pero, ¿cómo guardar las cartas? Evidentemente, la mejor manera era hacerlo en una caja metálica en la que se conservarán correctamente y resultarán todavía más llamativas. Y, así, buscaron dos colaboraciones para hacer realidad su proyecto.

La primera, como hemos dicho, la de la ilustradora Cristina Durán. Ella logró un diseño muy llamativo, colorido y atractivo visualmente para los niños. Y Eurobox que, con la experiencia que posee en la fabricación de embalaje metálico, ha creado una caja de gran calidad y con un fantástico acabado que hace justicia al diseño.

Publicadas en varios idiomas

La baraja se puede encontrar ya en inglés, francés, castellano, euskera y en breve también en valenciano. Puede descargarse en Internet de manera totalmente gratuita. También están disponibles las instrucciones de juego para que puedan usarse libremente en todos los colegios.

También se pueden descargar en casa para jugar con los padres y descubrir toda la familia el importante papel de la mujer en el mundo de la ciencia. Así, se puede estimular que las niñas tengan más vocaciones científicas y también que los niños sean más conscientes de que sus hermanas o sus compañeras son tan válidas como ellos en cualquier campo científico.

Pero, evidentemente, la versión con caja es la más codiciada porque convierte esta baraja en una pequeña joya que bien merece tener un lugar destacado para cualquier amante de la ciencia o de las iniciativas encaminadas a potenciar la igualdad real.