usos-envases-metal

5 usos de los envases de metal para el verano

Si bien los envases de metal resultan útiles a lo largo de todo el año, el uso de los envases de metal para el verano presenta una serie de ventajas que merecen la pena resaltar. Determinados productos podrían aumentar sus ventas si se orientan las campañas veraniegas a promocionar las cualidades de los envases de metal, haciendo que estos productos sobresalgan sobre los de la competencia.

​5 usos de los envases de metal en verano

​#1. Perfectos para todo lo que contenga chocolate

Los productos con chocolate, como las chocolatinas o los bombones, llevan muy mal el calor. Pero esto no quiere decir que el consumidor quiera dejar de disfrutarlos durante el verano. El problema es que muchos envases son inadecuados y para cuando el producto llega a casa, ya está en malas condiciones.

Un buen envasado individual de cada chocolate y una lata como packaging para transportarlo al hogar evitará, por ejemplo, que el producto reblandecido se aplaste. Así, una vez en casa, podrá meterse en la nevera o en un lugar fresco y, para el momento de consumirlo, estará en las condiciones óptimas. Centrarse en estas propiedades puede aumentar las ventas de los productos con chocolate que se comercializan durante el verano.

​#2. Ideales para conservar cafés e infusiones fuera de alacenas

Todos sabemos que una de las principales cualidades del café o de las infusiones es su aroma. Si se pierde este aroma el sabor se resiente y la calidad del producto se verá claramente mermada. Y en verano son frecuentes las vacaciones en lugares como campings o apartamentos de verano en los que, o bien, no almacenas, o bien, su espacio es muy limitado.

Por eso, las campañas en las que se resalte el poder de conservación de estos envases para poder disfrutar de un café con todo su aroma o de un té con su sabor original, pueden ser muy importantes para aumentar las ventas durante este momento del año; en el que muchos no están en sus hogares habituales y no pueden conservar los productos de la manera en la que acostumbran a hacerlo.

​#3. Envases para galletas, ideales para preservar de la luz

Los envases metálicos para galletas tienen un gran número de ventajas para el verano. Para empezar, las protegen de la acción de la luz permitiendo que se conserven frescas durante mucho más tiempo, incluso, una vez que se ha abierto el envase. Esta es una de las propiedades que habría que resaltar de los envases metálicos para galletas en verano, pero no la única.

Estos envases metálicos son perfectos para llevar las galletas a excursiones o a la playa, porque el producto llegará entero y en las mejores condiciones de conservación. Otro punto que podría resaltarse en las campañas promocionales del verano.

​#4. Los envases metálicos, perfectos para viajar

Durante el verano se producen el mayor número de desplazamientos de todo el año. Muchas familias acuden a visitar a los abuelos al pueblo o se van a la playa para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Especialmente, cuando se viaja al pueblo o a una casa de verano, es frecuente llevar muchos productos que se sabe que no se van a encontrar fácilmente en el lugar de vacaciones.

Para estos desplazamientos los envases metálicos se hacen prácticamente imprescindibles ya que con ellos el consumidor se asegura que nada se va a romper dentro de la maleta, echando a perder no solo el interior del envase, sino también otras cosas del interior de la maleta. Hacer ver esta ventaja de los envases metálicos haría que fueran preferibles para el consumidor antes que otros con packaging de cartón más frágil.

​#5. Los cosméticos y perfumes más protegidos del sol

El sol es un enemigo declarado de las cremas cosméticas y también de los perfumes. La acción directa del sol sobre ellos puede alterar sus propiedades y hacer que pierdan todo su valor. Los envases metálicos protegen los productos cosméticos de la acción de la luz, que puede degradar los perfumes o cambiar la textura de las cremas.

La mayoría de los cosméticos y perfumes están preparados de sobras para soportar el calor que puede hacer en una casa en verano. Pero no para resistir la acción directa de la luz del sol, por lo que un envase metálico es perfecto para protegerlos en verano y conseguir que mantengan su perfume y el resto de las cualidades.

Nuestras latas, se elaboran con materias primas de primera calidad para que mantengan los productos en las mejores condiciones y proporcionen la mejor experiencia no solo como atractivo en las estanterías de los supermercados, sino también en su uso diario para el que fueron originalmente creadas.

Ahora ya conoces algunos de los usos de los envases de metal para el verano y como pueden ayudar a que tus productos sean todavía más útiles y prácticos durante esta época del año. El consumidor, sin duda, valorará todas estas virtudes, especialmente si se le hacen ver con una buena campaña publicitaria.